domingo, 23 de mayo de 2010

"El hombre está condenado a ser libre" (Jean Paul Sartre)

La siguiente reflexión me vino al ver una entrada en el blog de mi hermano ( http://el-rockero-desamparado.blogspot.com/ , os animo a seguirlo) titulada "Why socialism?".

La frase en cuestión de la que quería hablar se traduce así "... no quieren una población de ciudadanos capaces de pensar críticamente, no quieren gente informada, educada y de pensamiento crítico...".

Es duro darse cuenta de que ni la misma gente quiere eso. Y no me refiero sólo a religiosos, adivinos, esoteristas y demás practicantes y creyentes de cosas que se basan en la no reflexión de la misma creencia, hay que ir un poco más allá.

Si me paro a pensar, casi el 90% de las personas que conozco (y a veces me sorprendo a mí mismo en ese grupo) les importa un pito conocer o dejar de conocer algo, tienen opiniones preformadas muy difícilmente movibles, les cuesta demasiado sostener una conversación constructiva y cambiar de idea. Ya sea por no dar sensación de debilidad, cambiar sus hábitos de vida, admitir un error o simplemente porque sí, las excusas que se oponen al pensamiento crítico son muchas y variadas.

Hay quien cree ser muy libre y tener las ideas tan claras que son inamovibles y por lo tanto erróneas. Cualquier idea que no permita ser mejorada o reestructurada por completo es un lastre.
También está el otro extremo, el relativista, cuya pereza mental le lleva a decir que todo vale... con tal de no tomar partido en la contienda. Otro lastre.
Hay quien cree que no hay tiempo para tener las ideas claras, tan ocupado se está en seguir a contrarreloj los cánones de éxito que no se puede parar a reflexionar. La vida programada.
Están los que piensan que su cabeza no da para tanto y ni siquiera tratan de hacer que la otra persona explique comprensiblemente su idea.

...Y así podría seguir casi hasta el infinito enumerando la increíble cantidad de argumentos que a diario me encuentro oponiéndose a una sana discusión. Pensar en grupo es gratis, te hace prosperar, ayuda a hacer amigos y evita el alzheimer. Os animo a hacerlo.

Como dice Mago de Öz:

Yo te mostraré
que todo en esta vida
lo puedes tener
si en ti logras creer.
Y te enseñaré
a vencer a tu enemigo
que no son los demás
eres tú, ¡¡eres tú!!

3 comentarios:

  1. Libre.. no, no es fácil ser libre. Más bien, es muy difícil. La libertad implica pensamiento y decisión autónomas; y como bien digo yo: "es difícil ser libre, la mayoría prefiere un amo justo".

    La libertad implica sacrificio (a veces físico y siempre mental), como el conocimiento y tantas otras cosas que se suponen son las que caracterizan al ser humano... y cada vez me doy más cuenta de que esas características están restringidas a una porción de la población; como la bondad (la humanidad).

    Definitivamente, hay pocos humanos

    ...pero mucha gente.

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia es una de las lacras que llevamos los humanos, la pereza. Pereza mental, pereza de intentar llegar a mas y hacer el esfuerzo de pensar. Si eso lo sazonamos con la idiosincrasia de nuestro sistema actual, que intenta todo lo posible por apagar esas pocas ganas de madurar intelectualmente que ya de por si traemos... obtenemos esa penosa situación en la que nos encontramos :/

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado muchísimo tu reflexión, aunque me he sentido aludida en más de algún punto... ya hablaremos tú y yo ¬¬

    ResponderEliminar